Publicado por el Jun 20, 2012 en Curiosidades, General, Noticias prensa | 0 comentarios

Una espectacular tromba de agua y granizo cayó sobre Albacete en la tarde de ayer y en poco más de 10 minutos inundó varias calles de la capital albaceteña, haciendo muy complicada la circulación para los vehículos y partiendo varios árboles. Numerosos locales y garajes quedaron afectados, aunque no se registraron daños personales de consideración. La tormenta, que arrancó hacia las 17:30 horas de la tarde, descargó con gran intensidad agua y granizo durante unos veinte minutos, que fueron acompañados de fuertes vientos, lo que provocó decenas de llamadas de los vecinos y numerosas salidas de bomberos y Policía Local, según el Parque Municipal de Bomberos.

Bomberos, policías locales y ciudadanos se afanaron en la retirada del agua de las calles, locales y garajes para devolver la normalidad a la ciudad. El agua entró en los bajos del Ayuntamiento de Albacete , donde se encuentra el Auditorio Municipal, en el que estaba prevista una función teatral a las 20 horas, que tuvo que ser suspendida ya que los camerinos quedaron inundados al igual que otras dependencias. Además, las instalaciones del Jardín Botánico quedaron gravemente dañadas y se necesitarán al menos ocho años para recuperar los daños ocasionados por el agua, según indicó el director de la instalación, Fernando Carreño.
Para intentar salvar las especies más exóticas del interior de los invernaderos, se desplazaron a las instalaciones los bomberos del Servicios Especiales de Prevención y Extinción de Incendios (Sepei).

Carretera cortada.
Fue preciso cortar a causa de las inundaciones la entrada de la ciudad por la carretera de Ayora, donde la Policía Local y los bomberos tuvieron que retirar algunos vehículos que quedaron inmovilizados por el agua.

El Paseo de Circunvalación, a la altura de El Corte Inglés también tuvo que ser cortado, ya que estaba completamente inundado. Por otra parte, también sufrieron los efectos de la fuerte tormenta los sótanos del Hospital General y parte del centro comercial Albacenter. La lluvia también jugó una mala pasada a los roedores, que aparecieron flotando en algunos puntos de la ciudad.

El fuerte viento provocó también la caída de algunos árboles, como dos situados en el céntrico Paseo de la Cuba y en otros puntos de la ciudad.

En la calle Cuenca uno de ellos sepultó dos vehículos y cortó la línea telefónica, por lo que tuvo que ser talado por los bomberos. La concejal de Medio Ambiente, Roja González de la Aleja, aseguraba que «las zonas más vulnerables han sido las más bajas, la calle Tesifonte Gallego, Tinte o San Antonio que han tenido una inundaciones importantes. Como medida cautelar hemos tenido que cerrar los parques de la ciudad para cuantificar los daños y evitar otros males mayores».Según el observador de turno del servicio de Metereología de la Base de los Llanos, cayeron 8 litros en un cuarto de hora.

Fuera de la provincia los daños fueron menores, como explicaba el jefe del Sepei, Ovidio García. «En la provincia hay alguna incidencia por Casas Ibáñez de poca importancia, es en la capital donde están los mayores daños». La Junta activó ayer el plan de riesgo de inundaciones en la provincia de Albacete.

Fuente: laverdaddealbacete.es