Publicado por el Ene 22, 2009 en Noticias prensa | 0 comentarios

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), Vicente Rouco, expresa hoy su preocupación por la situación que se vive en la Judicatura de la región y de España, entre la que existe un sentimiento generalizado de malestar por el estado actual de la Administración de Justicia.
La reforma y modernización de la Justicia en nuestro país ha sido «una constante de este presidente tanto en las sucesivas memorias judiciales anuales como en los actos institucionales que se han celebrado en el Tribunal Superior», dice el TSJCM en un comunicado.
En la nota, Rouco destaca que buena prueba de ello fue el Acto Conmemorativo del Inicio del Año Judicial del TSJCM que tuvo lugar el 20 de octubre de 2008 en Albacete, y en el que, dice, «volví a reclamar, una vez más, mayores y mejores medios para la Justicia en Castilla-La Mancha».
La última Memoria Judicial del TSJCLM, de 2007, reflejaba una desmesurada carga de trabajo en los órganos judiciales de la región a la que se ha respondido con muy pocos medios (tanto materiales como de planta judicial), y es previsible que la Memoria de 2008 no deje mejores datos.
«Una situación que provoca, en ocasiones, que los ciudadanos no reciban de la Justicia un servicio en condiciones, extremo, éste último, que está desembocando en la movilización de la base de la carrera judicial».
El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha comprende el origen de esas reivindicaciones porque ya con anterioridad, y de forma institucional, se ha incidido sobre ellas.
El magistrado resalta que en varias de las reuniones celebradas por los jueces y magistrados en la región se ha solicitado excluir de la negociación la retribución, lo que evidencia que no es éste el sustrato del malestar que hoy existe en la carrera judicial, que se centra en la «angustiosa reclamación de una mejora y modernización sustancial de la Justicia».
Rouco es conocedor de la «profesionalidad y alta cualificación de los jueces y magistrados de Castilla-La Mancha, y en particular de los magistrados de este Tribunal Superior» porque convive con ellos a diario y sabe que en su comportamiento «hacen honor a las mejores virtudes de servicio público con la seriedad y prudencia que una situación difícil requiere».
Rouco apela también a la responsabilidad de los poderes públicos para la consecución de un acuerdo próximo y confía en el trabajo que se está realizando desde el Consejo General del Poder Judicial para que la Administración de Justicia en España responda a las necesidades propias de una sociedad del siglo XXI.
Fuente: laverdad.es